logo 12min

Libros, Audiolibros
y Resúmenes

×

¿Qué tal leer 3 libros por día?

Ingrese su número y le enviaremos un link para el acceso gratuito.


No quiero aprender más, gracias!

Mañanas Milagrosas Resumen

Mañanas Milagrosas resumen Hal Elrod

Alcanzar todo lo que queremos. Este es el sueño de 10 de cada 10 personas. Muchos creen que esta realidad sólo es posible para media docena de afortunados. Sin embargo, Hal Elrod en Mañanas Milagrosas muestra, entre altos y bajos, que alcanzar su máximo potencial y, como consecuencia, alcanzar sus sueños nada tiene que ver con la suerte.

Con una trayectoria que inició con éxito como representante de ventas, seguida por un grave accidente que lo sacudió física y psicológicamente, Hal aprendió a mirar la vida a desafiar las dificultades y construir posibilidades. Se convirtió en un coach de éxito, ayudando a las personas a conquistar sus objetivos,  nuevamente encontró un obstáculo frente a él: la crisis de 2008, que lo derribó, haciéndole conocer de nuevo y a profundidad el fondo del pozo.

Una mañana, decidió seguir un consejo de un amigo y fue a correr. Fue en este momento que todo cambió y Hal inició su propio «milagro de la mañana».

Lea los siguientes capítulos, cuente hasta 12 y comience su milagro.

Responsabilizarse por su vida

Crear la vida que siempre soñamos y superar limitaciones sólo depende de nosotros mismos. Independientemente de las circunstancias, todo es superable y el primer paso para iniciar el día es aceptar la total responsabilidad por todos los niveles de nuestra vida.

Perciba el momento actual como cierto, como el lugar donde usted debería estar para aprender, madurar y prepararse para algo mayor. Encare el presente como una oportunidad de crecimiento. Este es su proceso para escribir su historia, no hay trayectoria sin desafíos. El futuro pasa a ser una pantalla en blanco. ¿Qué esperas de él? Defina y podrá seguir hacia el futuro que soñó a partir de hoy. “Usted puede ser lo que quiera en la vida”. Recuerda un poco tu infancia y recuerda una frase que probablemente has escuchado: «Puedes ser lo que quieras en la vida». ¿Qué pasó con el entusiasmo infantil? ¿Con los sueños allí construidos? ¿Por qué, cuando nos volvemos adultos, aceptamos el mediocre y la vida más o menos? ¿En qué momento desistimos de nuestros sueños?


   Send article as PDF   
Vuelve al inicio